El reto de nombrar lo que vivimos

El acto de nombrar es el primer paso para resolver muchos de los problemas actuales. Nombrar hace evidente lo que a veces preferimos no enfrentar. Hoy puedo reconocer que mis amigas me intentaron mostrar lo que yo no quería ver: él me violentaba y yo lo justificaba, pero ninguna lo nombraba.