Lo radical se queda corto

UNA REFLEXIÓN CON FER EGUIARTE

Texto: Kim Piaget

Me imagino una utopía donde el ser LGBTIQ “ya no tenga que sorprender”. 

Hace poco tiempo, Fer estaba buscando rentar una casa con su pareja. La locataria estaba a punto de aprobarlas como inquilinas, y preguntó si eran hermanas. Cuando Fer y su pareja dijeron que no, entre sorpresa y risas, se dieron cuenta que para la locataria no era chiste. No les dio el espacio.

Fer Eguiarte escribe para la tele desde hace 14 años. En su rol de showrunner, está a cargo de las decisiones creativas detrás de la producción de contenidos audiovisuales. Fer aboga por la creación de contenidos desde lo participativo, lo auténtico, y lo diverso. Cada vez hay más comunidad y más oportunidades de abrir puertas y cambiar narrativas desde los contenidos: “el contenido ya viene de otro lado: instagram, tik tok, etc. Está dejando de ser cosa de élite”. Fer tiene la convicción de que, como realizadorxs, toca cambiar la forma en la que se hacen las cosas.

Es más, ¿por qué habríamos de conformarnos con una supuesta normalidad carente de diversidad y autenticidad? Esa “normalidad” no refleja las tantas diferentes maneras en las que vivimos y hacemos comunidad a diario.

Las narrativas que representan las vidas de personas LGBTIQ caen en tropos recurrentes, y ya hay que “dejar de contar historias sobre la salida del clóset”. El traer nuevas voces y autoría al proceso de creación es una manera de hacer espacio para otras representaciones. Como dice Fer, hay que romper nuestra cámara de eco, “tallerear” las propuestas, y darnos cuenta que “no nos toca contar estas (otras) historias”.

Alcanzar esta utopía no es tan difícil, ni tan radical, como a veces se piensa. Incluso, menciona, “lo radical se queda corto, y no debería de ser así”. Detonar cambios culturales y sociales requiere meter “explosivos” a manera de actos cotidianos que normalicen, y dignifiquen, la diversidad. Por ejemplo, dejando atrás eufemismos como “la señora que ayuda en la casa”, y abrazando la dignidad de la “trabajadora del hogar”. 

Fer es optimista: “nos hemos vuelto más conscientes de lo inconscientes que éramos”. Adoptar estos cambios sutiles de perspectiva nos permite romper las jerarquías que hemos internalizado sobre lo que es “normal” y lo que diverge de ello. Cambiar narrativas personales, sociales y comunitarias nos permite hablar desde otro lado, desde la empatía. También le da autoría, y poder,  a quien no había tenido. “Nombrarnos”, dice Fer, “y dejar de medirnos” con varas que se quedan cortas. 

La diversidad es posible “se escuchará raro, hasta que deje de escucharse raro”. 

Publicado por Utopías Posibles

Un archivo de futuros que parecen imposibles, pero no lo son

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: